¿Cada cuánto tiempo tienes que renovar tu colchón?

¿Cada cuánto tiempo tienes que renovar tu colchón?

¿Cada cuánto tiempo tienes que renovar tu colchón?

Los fabricantes de colchones nos han bombardeado desde hace tiempo con el lema “Si tu colchón tiene más de 10 años, no tienes colchón” convirtiéndolo en una fórmula magistral con motivaciones empresariales encubiertas. Si pensamos un minuto, nos daremos cuenta que al igual que la vida útil de unas zapatillas depende de su calidad y del uso y cuidados que les damos, tampoco hay una fórmula matemática que nos diga cada cuánto tenemos que cambiar nuestro colchón sin considerar nuestros hábitos de sueño, los cuidados que le damos y la calidad de sus componentes.

Un colchón tiene varias utilidades, aunque la principal es proporcionarnos una base adecuada para descansar y seguramente que si estás leyendo este artículo, es porque no tienes un buen descanso. Probablemente tu colchón no es el apropiado o es viejo. Nadie tiene que decirte cuándo tienes que cambiar tu colchón.
Si tu colchón está abollado o notas los muelles, no tendrás un descanso conveniente ya que no se adaptará a tus cambios posturales durante el sueño. No hay remedio, tienes que cambiar de colchón. Esto sucede en poco tiempo si el colchón tiene unos componentes mediocres con baja densidad de sus materiales y poca capacidad de recuperar su estado inicial (Resilencia).
Si tienes dificultades respiratorias o alergias y empeoran sólo cuando vas a dormir, puede que la funda de tu colchón sea de baja calidad y no tenga el tratamiento apropiado. Los colchones (al igual que las alfombras y sofás) acumulan gran cantidad de ácaros y polvo. Ésto lo puedes aliviar pasando el aspirador al colchón ya que quitarás gran cantidad de ácaros o comprando un colchón con tratamiento anti ácaros.

Cómo alargar la vida de nuestro colchón:

Podemos alargar notablemente la vida de nuestro colchón con estas 6 sencillas pautas:
1-. Ventilar la habitación para evitar la acumulación de polvo y humedad.
2-. Girar el colchón cada 3 meses (la cabeza en los pies) para tener un uso uniforme.
3-. Utilizar una base apropiada.
4-. Evitar que los niños jueguen sobre el colchón saltando.
5-. Usar un protector o cubre-colchón para evitar manchas.

6-. Quitar las sábanas y cubre-colchones regularmente para airearlo. Pasar el aspirador con regularidad evita la acumulación excesiva de ácaros.

Share this post

Deja un comentario